¿Qué es el hambre de reconocimiento?

Imaginaros que un día os levantáis y cuando le decís buenos días a vuestra pareja, ésta no sólo no os contesta sino que ni tan solo os mira. Podéis pensar que tiene un mal día y no darle importancia, pero vuestros hijos tampoco os dicen nada y os trata como si fuerais invisibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *