Trabajar la marca personal, clave de tu éxito empresarial. 5 tips para lograrlo

publicado en: Blog de coaching y terapias | 0

En un mercado cada vez más globalizado con un aumento de la competitividad, trabajar el liderazgo profesional y construir una marca personal sólida que genere confianza es la clave del éxito de una empresa.

¿Te has preguntado por qué los clientes consumen unos productos o servicios de una determinada empresa? ¿Cómo podemos diferenciarnos de nuestra competencia? ¿Qué podemos hacer para fidelizar a nuestros clientes?

Éstas son las preguntas más habituales que se hacen los empresarios y que son motivo de consulta tanto en las asesorías como en  las formaciones de liderazgo y de marca personal. Y no sólo porque la globalización ha supuesto un aumento de la competencia sino porque la irrupción de las redes sociales y de las nuevas tecnologías facilita que los clientes tengan una gran variedad a la hora de escoger sus productos o servicios y que la compra final esté a un solo click.

Estos cambios en los hábitos del consumidor hace que como empresario o directivo te tengas que replantear la manera de liderar tu empresa para dar respuesta a las nuevas necesidades y demandas del mercado actual.

El liderazgo actual pasa por dos aspectos fundamentales que están íntimamente relacionados:

  • Un trabajo de autoconocimiento y de gestión emocional.
  • Una definición de nuestra marca personal que transmita confianza y aporte valor.

Por ello, os facilitamos 5 tips para potenciar vuestra marca personal y fidelizar a vuestros clientes:

  1. Trabaja tu autoconocimiento para identificar tus fortalezas y tu factor diferencial para poder construir una marca personal sólida.
  2. Define tus valores y la cultura de tu empresa para que ser consciente de cuál es tu factor diferencial y qué valor les aportas; es decir, qué necesidades estás cubriendo y qué problemas les estás solucionando.
  3. Sé consciente de qué imagen proyectas en los demás y de si ésta es congruente con los valores que quieres transmitir. Ten en cuenta que tú eres tu marca personal y que tu imagen habla de ti. No sólo comunicamos con lo que decimos, sino que el lenguaje no verbal es sumamente importante; de hecho, los expertos sabemos que el 90% es lenguaje no verbal. Por tanto, debes cuidar la impresión que generas en los demás a través de la manera de vestir, de hablar, de moverte, de caminar, de gesticular,…
  4. Trabaja tu gestión emocional. Para generar confianza y fidelizar a tus clientes, no sólo basta con que tu producto o servicio sea de calidad, también es necesario, por no decir imprescindible, que conectes con él, que lo seduzcas, que los motives, que les des un motivo para comprarte a ti, para confiar en ti y no en tu competencia. Por ello, tienes que emocionarlos, mostrándote humano y cercano, siendo empáticos con ellos. Cuando hables de tu producto o de tu servicio, tienes que hacerlo con pasión, mostrando que crees en ti y en lo que les estás ofreciendo.
  5. Trabaja tu presencia en las redes sociales. Como hemos dicho antes, la globalización y las nuevas tecnologías han convertido las redes sociales en un gran escaparate para tu negocio que ven clientes potenciales en cualquier lugar del mundo. Y para asomarte a esa gran ventana que suponen redes como Instagram o Linkedin, tienes que conocer cómo hacerlo.

Estamos ante una nueva forma de entender el mercado que supone un desafío porque implica cambiar la manera de dirigir nuestras empresas pero también nos abre un sinfín de posibilidades y nuevos retos que nos harán crecer tanto a nivel personal como a nivel profesional.

Solo es aprender y ponerlo en práctica, ¿te animas?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *